sábado, 26 de julio de 2008

Estan o no Estan???


Y claro que estaban ( el título léase como una alegoría al lunfardo que se utiliza en Córdoba Capital ) y que en momentos de distensión utilizábamos para definir los nombres de discos o personajes del genero y así desacartonarnos de, si se quiere, esa seriedad media implícita en el jazz en este caso haciendo referencia al magnifico tenor Stan Getz.
Amén de anécdotas personales hoy vamos a hablar de swing y cool jazz en el programa y este trabajo me parece ideal. Va a ir arropado de otros; pero los músicos en cuestión ameritan la escucha. Getz es uno de los músicos después de Metheny y Peterson por nombrar dos íconos de mi adolescencia que mas he escuchado y de quien mas discos tengo. La seducción del sonido Getz entro en mis oídos por el lado de la Bossa ( género musical que le rebajaba un cambio de marcha al samba popular del Brasil y lo mezclaba con lo mas fino del Jazz ) y del cual el Tenor en cuestión fue el responsable mayor. Su influencia como puente cultural entre los Brasileros y la línea personal de su música fue única y su dispersión por el mundo aún perdura.
Pero en este trabajo de tres compactos que recogen toda la sesión al completo en Estocolmo hay tan solo una referencia a su agitado y perdurable paso por la música del país con el carnaval mas vistoso y alegre, se trata del corte nro 7 del CD I - "O grande amor". El resto de la sesión es jazz de lo mejor. Y que decir del acompañante ? Un Chet Baker muy mal en su aspecto personal desdentado y con un desgaste por una vida marcada por sus adicciones; cuestión que en Getz ( que también paso por lo mismo ) no era tan evidente y supo preponderar por sobretodo su carrera como músico y creador de atmósferas de ensueño. Dos personalidades difíciles que según cuenta la historia nunca se llevaron bien, es mas sus encuentros anteriores eran testigos mudos de esto que les comento y parece ser que Stan no soportaba que las intervenciones de Baker eran mas festejadas por el aplauso del público. En fin cuestiones del Ego. Cuesta creer en muchos casos que tipos con adicciones tan duras llegaran a grabar obras magníficas llenas de tensión y belleza. Ambos fueron parte de lo que se conoció como el movimiento de la costa Oeste, pata del jazz que comenzó cuando las Big Bands perdían popularidad, pero eso es parte de otra historia. Este sábado la puerta de entrada esta abierta en Impronta de Jazz

sábado, 19 de julio de 2008

PARA IR CALMANDO LOS ANIMOS : EL TRAILER

video

APRENDER A ESCUCHAR

Reza un viejo adagio popular al cual adhiero y me identifica desde todos los lados que " Antes que ser un buen músico hay que ser un buen escucha".
Esto que va hoy en el programa no es Jazz en el termino estricto de la palabra pero si es un disco con un puñado de canciones elegidas ( y me permito el termino ) por un colega que era un excelente seleccionador de canciones en su programa de radio que en los 90 la BBC tuvo el privilegio de tenerlo . El disco es magnifico de punta a punta ya que tiene que ver con la buena música mas que nada y el buen gusto. Muchas veces hago como ejercicio saludable el descontaminarme de jazz y poner el oído en otras melodias ( la gente cree que uno solo escucha lo que difunde ) lo cual no es malo pero en la vida del aficionado al genero la diáspora siempre pliega sus alas a otros cielos y en este caso el de Strummer es para quedarse. El líder de The Clash era un personaje magnético difícil de olvidar dejando un legado en el cual él daba la respuesta que tantos queremos escuchar " el rock no esta muerto y tiene puerta de salida"; escuchen temas como “Rock the Casbah” o “London Calling” que son inmortales y que trascendieron el genero punk-rock para convertirse en música de mayorías donde en algún punto nuestro fracasos son olvidados a través del efecto curativo de las canciones. El director Julien Temple, el cual supo dirigir una de las obras maestras del punkThe great rock and roll swindle” en 1979 (película que muestra el universo de los Sex Pistols de una manera bastante disparatada), llevó a la pantalla grande la película sobre nuestro héroe en cuestión llamada “the Future is Unwritten” que significa "El futuro no esta escrito". De la película acá, en la playa lejana ( Argentina ) no hay ni noticias acerca de su edición y no se si quienes tienen la responsabilidad moral de publicarla en DVD lo harán solo se que si no se hace ( e instigo por todos los medios posibles a que lo hagan ya que quienes estamos hambrientos de este tipo de cuestiones caemos muy facilmente en un síntoma conocido como "ansiedad por espera" ) lo hagan pronto por nuestro bien y por el de sus hijos que de seguro se lo agradeceran el día de mañana por un "futuro que merece escribirse". Por el momento nos ¿ conformamos ? con la banda sonora que si la podes conseguir en tu disqueria amiga. Este Sabado; a no perderselo.

sábado, 12 de julio de 2008

INVITADO PERMANENTE

Hoy también pasaremos al genio inigualable, incomparable, único de Miles pero esta vez la relación va de la mano de la "Fotografía en Jazz". Esta correlación ha logrado que el genero se plasmara mas allá de nuestros oídos en nuestras retinas de manera inmortal para quienes amamos esta rareza y para los que no también. Estoy convencido que hay que preservar este arte mas allá de intereses económicos y de mercado. Los fotógrafos han hecho de su cámara un instrumento personal y único sirviendo de puente para que estas fotos se revitalicen permanentemente. El Jazz es un genero fotográfico en si mismo y ( opinión personal ) Miles Davis era el mas fotogénico de todos los músicos. Muchos profesionales de la imagen han querido capturar la iconografía que representa esta música y sus representados colocando poesía, rebelión, esencia, en imagen y mas que nada para los adictos a este tipo de fotos el poder y la magia del blanco y negro, para muchos la verdadera fotografia.

POST - TODO


Dicen que cuando Ornette Coleman se dispuso a crear su obra Free - Jazz double quartet dijo a los músicos: “Señores con esta energía vamos a crear esta música”. Haya sido esto cierto o no la música de Dave Holland parte de una premisa parecida a la de Ornette a diferencia de que en el caso del contrabajista el tema no pasa por la decontruccion del tempo sino por generar unas armonías pletoricas y llenas de ideas. Cada músico en este disco es un creador de su propio estilo y cada tema concluye con éxito. Es un quinteto formado por grandes del género que trasladan las notas como vórtices energéticos unos con otros haciendo que todo se resuelva con firmeza. El combustible de esta trama es Holland quien hace que todo sea posible ya que despojado de todo egocentrismo comanda la nave con animo de co-participación situación que esta presente en casi todos los discos de Dave con esta formación en la que cabe destacar el hecho de la falta de piano como elemento armónico. De todas formas esta Steve Nelson quien realmente vuela libre acompañando el barco llevando su instrumento y sus ideas a territorios llenos de lumbre. Ni que hablar en este disco de Potter el tenor de la contienda quien en este trabajo pasaba por su mejor momento como creador y digo pasaba porque en su aventura como solista no noto lo mismo. Robin Eubanks el trombonista nos pasea por la vara de su instrumento de un lado a otro sin cesar; no dejen de escuchar la destreza del tipo en el corte Prime Directive. Billy Kilson es un enorme percusionista que aporta fuerza y ritmo sin igual al trabajo . Y de Dave Holland el invitado de honor de hoy al programa creo que lo que mas me gusta es el sentido colectivo que tiene del quinteto, todos aportamos a la causa y no hay estrellas en la banda, podemos pensar diferente pero tiramos para el mismo lado. Esa es la clave de este disco y de los que le vinieron después. Un quinteto muy compacto diversificando su idea de la polifonía en donde todos salen a buscar la música y donde insisto en esto, Holland se despoja de todo ego y comparte su proyecto, de hecho tal es así esto que hay en el trabajo composiciones propias de cada músico, amen de que el contrabajista ingles es una fuente inagotable de ideas e inspiración. Otro dato no menor es que es un disco ECM el sello alemán cuya premisa estética es “Aquel Sonido mas bello que el silencio” según palabras de Manfred Eicher. Acá todo es exultación y no hay lugar para el silencio. En buena hora. Los críticos definieron su música como post-bop, me parece que se quedaron cortos.