domingo, 20 de septiembre de 2020

EDUARDO ELIA - LEJOS DEL TORBELLINO

     

El pianista cordobés, dueño de una imaginación forjada a base de talento y conocimiento, nos entrega su último trabajo con un diáfano sentido de la melodía. Desde el comienzo, se da santo y seña a una búsqueda de lo bello y lo preciso en clave meditativa.   

Un mojón que acompañará al oyente en todo el recorrido. Son ambientes tenues que dialogan entre sí, desde una vaporosa sensualidad y languidez. Es música para ser escuchada con paciencia. 

Esa laxitud es la que estimula la interacción. A partir de esos parámetros la oscilación entre dos polos como: “Provocando El Incendio” y “Las Palabras” se encuentran cara a cara; en beneficio de un universo musical que toma forma a medida que avanza la escucha: sonoridad paisajista, ideas ricas en tensa calma y flujo continuo. 

La arquitectura de las composiciones toma cuerpo en la flexibilidad de esas tenues rugosidades, que sostienen el armazón musical.  Si después de escucharlo sentiste calor en el corazón, habrá valido la pena.

 

Eduardo Elia: Piano
Cristian Andrada:Contrabajo
Luis Barzola: Batería
Martin Dellavedova: Saxos
Lucas Acuña: Guitarra
Fabricio Amaya: Guitarra


SPOTIFY

 


miércoles, 9 de septiembre de 2020

GARY PEACOCK


A los 85 años murió Gary Peacock, uno de los contrabajistas más importantes de jazz moderno, de los que más allá del carácter individual del instrumentista concibieron el jazz como una gran posibilidad para el diálogo. La noticia comenzó a circular a partir del anuncio del baterista Jack DeJohnette a través de su cuenta de Twitter. “Lamentamos, con profunda tristeza, el fallecimiento del gran Gary Peacock. 

Tuve la suerte de haber pasado más de 30 años tocando música increíble con él, tanto por separado como en el Trío con Keith Jarrett", escribió DeJohnette, desde 1983 compañero de Peacock en esa máquina de perfeccionar jazz que fue el trío de Jarrett, tal vez el trío más importante del siglo XX, junto al de Bill Evans, con quien Peacock también tocó, en el disco Trio 64, con Paul Mottian en batería. Dueño de un sonido profundo, firmo pero no exento de lirismo, Peacock exploró además las regiones del free jazz, con guías como las del saxofonista Albert Ayler, el trompetista Don Cherry y sobre todo el pianista Paul Bley, con el que grabó discos cardinales del jazz, entre ellos Paul Bley with Gary Peacock, de 1970. 

Peacock nació en Burley y creció en Yakima Couny, Washington. Se formó como pianista y descubrió el jazz a los 15 años, cuando asistió a un concierto de Jazz at the Philharmonic con Oscar Peterson y Ray Brown. Comenzó a tocar el contrabajo de casualidad en Alemania, donde había sido destinado para hacer el servicio militar. “Yo tocaba el piano en un trío y un día se fue el contrabajista y me pusieron a mí. Como en esa época no había contrabajistas en ninguna parte, fui muy requerido para tocar en sesiones con diferentes músicos en Frankfort y sus alrededores”, contó alguna vez. Cumplido el servicio militar, Peacock se quedó en Alemania, donde trabajó con Hans Koller , Tony Scott , Bud Shank.

En la permanente búsqueda de equilibrio y concentración, su estilo inconfundible se iba construyendo bajo las influencias de Paul Chambers, Ray Brown y Scott LaFaro, mientras hacía sus primeras grabaciones con Don Ellis, Clare Fischer y Prince Lasha. En la década de 1960 Peacock se fue a vivir a Japón para estudiar filosofía zen. Allá grabó entre otros con el pianista Masabumi Kikuchi y el baterista Hiroshi Murakami. En 1972 regresó a los Estados Unidos y se matriculó como estudiante en la Universidad de Washington, donde se graduó en biología en 1976. 

Al año siguiente grabó el que sería uno de sus disco fundamentales, Tales of Another. Ahí toca con Keith Jarrett y Jack DeJohnette, prefigurando lo que más tarde será el trío de Jarrett, el gran hito del jazz moderno. De ahí en más, Peacock, convertido en uno de los contrabajistas más admirados, ligó su nombre al trío de Jarrett, y alternó su actividad con grabaciones junto a Marilyn Crispell, Lee Konitz y Bill Frisell, por nombrar algunos. En los últimos tiempos integró un trío con Marc Copland y Joey Baron, el Now This Trio, con el que abrió el Festival de jazz de Buenos Aires el 15 de noviembre de 2017. Fue la última de sus tres visitas a la Argentina.

 

martes, 1 de septiembre de 2020

BIRD



LA BELLEZA CONVULSA

Hace 50 años Charlie Parker entraba directamente en la leyenda. No había vivido como le corresponde a un artista supremo. Su conducta marginal y su independencia de criterio le convirtieron, desde el principio de carrera hasta su último día, en el maldito por excelencia. 

No por ello dejaría de convertirse en el faro incuestionable, el guía de sus contemporáneos, como iba a serlo también de las generaciones posteriores. Pocos escaparon del arrastre magnético e incontenible de su influencia. Hace 50 años, la música  de jazz estaba en un proceso de cambio radical. La mecha la había encendido, pocos años antes, el propio Parker. 

Este año, en todo el mundo del jazz, se recuerda que hace medio siglo dejaba de sonar la belleza convulsa y convulsionante del que, con toda probabilidad, ha sido el más grande improvisador conocido de la historia. Hoy tenemos sus grabaciones, en constante reedición, que siguen alumbrando la música más vital de nuestro tiempo. 

El también saxofonista Ken Vandermark, pertenece a otro mundo y a otra época, pero sigue una misma estirpe: la del artista que busca la expresión afilada y exploratoria. Nadie puede dudar de que la música de este saxofonista terso y frenético sigue rindiendo tributo a Parker desde una iconoclastia abrupta y autónoma.


Publicada con motivo de cumplirse un aniversario más del nacimiento de Bird el pasado 29 de Agosto.- 
©Másjazz 2005

lunes, 24 de agosto de 2020

NEIL YOUNG - HOMEGROWN

EL DISCO PERDIDO Y DE DESAMOR QUE NEIL YOUNG TENÍA GUARDADO

A mediados de los 70, todos querían tocar con Neil Young y las discográficas estaban abiertas a cualquier disco que propusiera. En medio de esa etapa genial y creativa, Young grabó en 1975 Homegrown, un proyecto personal e intimista que creció durante el duelo por su separación de la actriz Carrie Snodgress. 

“Está lleno de amor perdido y exploraciones. Una grabación que ha estado oculta durante décadas. Demasiado personal y reveladora como para exponerse en la frescura de aquellos tiempos”, confiesa hoy Young sobre un disco que recién ve la luz ahora. 

El disco -con el sonido familiar de Young de mediados de los 70, dominado por la guitarra acústica y la armónica- contó durante la grabación con la colaboración de Levon Helm, Karl T Himmel, Emmylou Harris y Robbie Robertson. 

Y sólo un par de temas, como “Love Is A Rose” y “White Line” reaparecieron en otras versiones o conciertos con Crazy Horse. Homegrown también tiene joyitas en las que se permite reírse del duelo como “We Don’t Smoke It Anymore”. Musicalmente, Young define el álbum como la conexión entre Harvest (1972) y Comes A Time (1978): música campestre, de tonalidad acústica e inclinado al country. 

lunes, 17 de agosto de 2020

Joaju + Jota P. - Carola


Presentamos un video nuevo de la serie Joaju + Jota P en vivo, en esta oportunidad el tema Carola del pianista paraguayo Jorge Lobito Martinez, del album de Joaju  Jazz De Acá.
 
El concierto Joaju + Jota P, se dio en el marco de la residencia artística Jazz del Sur, organizado por Síncopa Producciones con la participación especial del destacado saxofonista brasilero Jota P (Hermeto Pascual, Andre Marques, Thiago Espirito Santos) quien estreno obras junto al cuarteto Joaju, y así mismo compartió un repertorio cargado de músicas con identidades propias.

Otros videos de la presentación incluyen los temas Coronel Martinez del álbum de Joaju Ahoraite, y Aos hermanos paraguaios, composición de Jota P estrenada en el concierto.

viernes, 7 de agosto de 2020

EL JAZZ ARGENTINO SIGUE ADELANTE!!!

La pandemia frenó proyectos, shows, giras y festivales, pero no logró derrumbar el empuje de gran cantidad de músicos locales que se fueron reorganizando para diseñar su actividad y buscar alternativas para difundir sus propuestas.

Los locales de jazz están cerrados, pero ya hay atisbos de streaming y seguramente pronto habrá protocolos para una gradual reapertura. De hecho en Europa los clubes comenzaron a recibir público.

A falta de shows en vivo, bienvenidos sean los discos. Con el foco en la edición digital, aunque sin descuidar el formato físico, se lanzaron en las últimas semanas, varias grabaciones de músicos argentinos de lustre internacional, mientras se preparan otras para los próximos meses.

Sebastián Loiácono es uno de los saxofonistas con un presente notable y una proyección incalculable. Acaba de editar su primer disco para el sello Rivo Records, de reconocida trayectoria en álbumes de jazz con artistas locales e internacionales. 

El título es Happy Reunion, que más allá de evocar a Duke Ellington, seguramente refleja la felicidad de Loiácono al haber reunido en un estudio a estrellas del jazz global como el pianista Harold Danko, el saxofonista Rich Perry, el contrabajista Jay Anderson y el baterista Jeff Hirschfield. 

También participa Mariano Loiácono en trompeta en uno de los tracks. Estos cruces suelen ser posibles a partir de la convocatoria del Festival de Jazz porteño, que suma invitados de todo el mundo en cada edición. En este nuevo disco, disponible en Bandcamp, Loiácono pone la vara alta y exhibe un sonido profundo y un entendimiento impecable con las figuras que lo secundan.

Delfina Oliver se abrió paso en la competitiva escena japonesa ya hace cinco años atrás. Viene dando que hablar como cantante residente en Tokio y allí ha forjado estrechos vínculos musicales que quedan plasmados en un nuevo disco, Tokyo Sessions, con arreglos de Simon Cosgrove, pianista también al frente de un trío. Se trata de su cuarto álbum solista y, además de los standards, se distinguen tracks que reflejan la influencia del país donde pasa varios meses al año. Poor Butterfly, por ejemplo, cuenta la historia de una joven japonesa que se enamora trágicamente de un marine, inspirada en la ópera Madame Butterfly. Es swing que alterna con folclore japonés. Disco de alto vuelo y seguramente un hito en la carrera de Delfina.


El sello rosarino BlueArt, que dirige Horacio Vargas, no pierde su hiperactividad. Luego de haber editado varios registros de calidad, entre ellos un show inédito del Gato Barbieri en el Gran Rex, lanzó un nuevo disco del guitarrista Carlos Casazza, esta vez al frente de un notable quinteto. Lo acompañan Sergio Wagner en flugelhorn, Inti Sabev en clarinete, Juan Pablo Navarro en contrabajo y Carto Brandán en batería. Aires de jazz que dialogan con la música rioplatense son elementos distintivos de este trabajo que evidencia la evolución permanente de Casazza y la ductilidad de los músicos que lo secundan.

Otro guitarrista, Dan Pocetti, forma parte de la escudería eyes&ears records y estrena nuevo álbum con el título Retoñar. Son composiciones propias, que revelan una fuerte identidad musical, en las que Pocetti se sumerge junto a Pablo Moser y Marcelo Lanouguere en saxos, Andrés Chirulnicoff en bajo y Mono Valle en batería.


domingo, 26 de julio de 2020

DUST & GROOVES



Una mirada fotográfica al mundo de los coleccionistas del vinilo, en los ambientes más íntimos, y en salas de grabación. Ensayos convincentes del fotógrafo Eilon Paz se combinan con perspicaces entrevistas en profundidad para ilustrar lo que motiva a estos coleccionistas a seguir buscando más registros.

Puede resultar curioso y paradojal el acercamiento que hace el autor de las cuestiones relativas a priori, en lo que respecta a los amantes de los diversos formatos que utiliza la música para llegar al corazón del aficionado. El resultado es visualmente dinámico e interesante a más no poder.  

El lector obtiene una mirada cercana y personal de una variedad de reconocidos aficionados del vinilo, incluidos Gilles Peterson y King Britt, así como un vistazo a las colecciones de DJ, productores, distribuidores de discos y entusiastas cotidianos conocidos y desconocidos. 

Paz nos lleva en un viaje de cinco años desenterrando el alma de la comunidad del vinilo. Un documento imprescindible para quienes amamos la música en sus diversos formatos. Un caprichoso lujo que no podes dejar pasar.