jueves, 31 de diciembre de 2020

lunes, 21 de diciembre de 2020

POETA DEL ALMA


24/05/1936 -  08/12/2020
Murió Harold Budd, reconocido compositor de ambient music, a los 84 años

El músico era conocido por sus trabajos minimalistas y las colaboraciones que firmó junto a Brian Eno y Robin Guthrie de Cocteau Twins. Su muerte se debió a complicaciones del coronavirus. 

Este martes 08 de Diciembre falleció Harold Budd, el compositor de obras minimalistas y conocido aliado musical de Brian Eno. Tenía 84 años. Según su publicista Steve Takaki, su muerte se debió a las complicaciones por el coronavirus.

“Mucho para digerir”, escribió en Facebook el líder de Cocteau Twins y colaborador recurrente de Harold Budd, Robin Guthrie. “Compartí mucho con Harold desde que éramos jóvenes, desde que estaba enfermo, compartí mucho con Harold durante los últimos 35 años. Me siento vacío, destrozado, perdido y sin preparación para esto. Sus últimas palabras para mí fueron ‘adiós amigo’. Dejó un agujero muy grande en cualquier dirección que miremos”.

Budd comenzó su carrera musical como baterista, y su educación musical incluyó un temprano curso de teoría musical en Los Angeles Community College, tocando la batería en una banda del ejército.

De a poco, Budd comenzó a interesarse en el minimalismo, pero en lugar de enfocarse en la “música de patrones” al estilo de Steve Reich, encontró inspiración en la música de las épocas medieval y renacentista.

“Cuando hice mi ruptura con la vanguardia en 1970, tanto psicológica como estéticamente, prácticamente rechacé todo lo que había hecho hasta entonces, pero no sabía muy bien qué dirección tomar”, recuerda Budd en una vieja entrevista. “Una vez que me di cuenta de mi interés por la música antigua, encontré una nueva dirección, en la que traté deliberadamente de crear música que fuera tan dulce, bonita y decorativa que molestara y repugnara positivamente a las vanguardias, cuyos feos sonidos habían convertido ahora en una nueva ortodoxia. Por difícil que sea imaginarlo ahora, la belleza de mi música era una declaración política en ese momento”.

Para seguir esta senda, Budd aprendió a tocar el piano por su cuenta, un instrumento que había evitado durante mucho tiempo, resistiéndose a la idea de que todos los compositores debían ser teclistas, y terminó desarrollando un estilo de interpretación de “pedal suave” muy influyente.

Su composición de 1972, “Madrigals of the Rose Angel”, llamó la atención de Brian Eno, quien luego produjo el debut de Budd en 1978, The Pavilion of Dreams. Budd y Eno trabajarían juntos con frecuencia durante la próxima década, colaborando en Ambient 2: The Plateaux of Mirror de 1980, The Pearl de 1984 y The White Arcades de 1988.

Otra colaboración notable de Budd ocurrió en los años ochenta, cuando se asentó en Inglaterra y se relacionó con la banda Cocteau Twins. Lanzaron un álbum colaborativo, The Moon and the Melodies, en 1986, mientras que Budd y Guthrie trabajarían juntos en varios proyectos durante la década de 2000.

domingo, 13 de diciembre de 2020

HERNAN MERLO 4TETO - VEINTISIETESESENTAYUNO


Los caminos empinados de nuestro jazz argento logran que uno reciba con gran satisfacción, la llegada de una nueva producción de nombres emblemáticos y talentosos de la escena. 

Hernán, uno de los pilares fundacionales, nos propone un álbum con otros matices. No trata de revirarse con la vanguardia sino que el camino es hacia un jazz más conciso y particularmente legible, sin perder los valores genuinos de su lenguaje. 

El grupo se caracteriza por su apertura y creatividad hasta el final, y cada composición es valientemente sondeada. Dejan desnudas áreas vírgenes que pivotean entre improvisación y búsqueda. Todos están a punto caramelo; al fin y al cabo son grandes músicos. 

Sin dudas el punto fuerte es Valentín Garvie. Su concepto sonoro lleva la música a otro nivel y arenga al grupo por otros derroteros. Por suerte, lejos de ser devorado por su rol, su talante inspira certeza y personalidad. 

El resultado me parece espléndido, es un hecho consumado que el jazz argento sigue dando batalla en su esfuerzo constante y obstinado por engrandecer y dignificar su identidad. 

Hernán es el sembrador que consigue nuevos brotes en cada disco que saca. Lo arduo, salvaje y experimentador se le es permitido por ser una figura crucial de nuestro terruño. 

Hernán Merlo: Contrabajo
Valentín Garvie: Trompeta
Nataniel Edelman: Piano 
Fermín Merlo: Batería

SP

domingo, 6 de diciembre de 2020

BARNEY + TETE


El saxofonista francés Barney Wilen es una suerte de músico de culto para muchos aficionados al jazz. Acaso haya tenido que ver que acredita en su trayectoria haber compartido escena y sesiones con Miles Davis y Thelonious Monk.

Pero sin dudas fue la banda sonora de la película Ascensor para el Cadalso la que le abrió las puertas de la escena grande del jazz. La historia es bastante conocida: el director Louis Malle fue convencido por un allegado de contratar a Miles Davis para sonorizar su opera prima, un hipnótico film noir francés en el que se lució la actriz Jeanne Moreau. 

Miles estaba por ese entonces en París, era 1957, y aceptó el encargo a raíz de que se habían suspendido unos conciertos que tenía programados. Kenny Clarke, que vivía en Francia, sería el baterista. Y la banda se completó con músicos locales: Barney Wilen en el saxo tenor, René Urtreger en piano y Pierre Michelot en contrabajo. 

El quinteto improvisó durante horas sobre las imágenes que proyectó Louis Malle y el resultado fue una banda de sonido extraordinaria, que luego sería editada como disco con críticas y ventas favorables.

Barney Wilen quedó marcado por ese episodio y muchos músicos norteamericanos que giraron por Europa lo buscaron para sus shows. Así participó de un concierto con el grupo de Thelonious Monk que estuvo inédito durante años hasta que hace poco fue rescatado en una edición. También grabó con Art Blakey, Mal Waldron, Kenny Dorham y Duke Jordan, entre muchos otros.

El sello Elemental Music, que dirigen Zev Feldman y Jordi Soley, ha rescatado tres grabaciones históricas de Barney Wilen que no habían sido editadas. Desde el año último, esta discográfica viene desarrollando un gran trabajo de investigación sobre música sin editar de grandes artistas. En 2019 lanzó Live in Tokyo 91, registrado en el Keystone Korner de esa ciudad con cuarteto francés, que fue premiado como el mejor álbum histórico del año por la Academia de jazz de Francia.

Este año el sello editó otra gran grabación recuperada de Wilen en dúo con el pianista Alain Jean Marie. Es una presentación de 1993 en el Festival Internacional de Jazz de Montreal, que también recibió críticas elogiosas.

Ahora, Elemental Music anuncia para la nueva edición del Black Friday de estos días otro disco de Wilen acompañado nada menos que por el pianista catalán Tete Montoliu, a quienes se suman Riccardo del Fra en contrabajo y Aaron Scott en batería. El álbum recoge un show del cuarteto en el festival de jazz de Grenoble de 1988 e incluye un texto del bajista Del Fra.

"Toda música inédita que recupera a un artista imprescindible para el jazz"

martes, 24 de noviembre de 2020

UN ENCUENTRO EXTRAORDINARIO


"No se puede entender a América sin entender el jazz y no se puede entender el jazz sin entender a Dave Brubeck." - Barack Obama - 

Ediciones Brubeck se complace en anunciar que el 4 de diciembre de 2020 saldrá a la venta "Time Out Takes". El lanzamiento inaugural del sello, programado para celebrar el centenario de Dave Brubeck, presenta las tomas recientemente descubiertas de las históricas sesiones de Time Out de 1959 del Dave Brubeck Quartet. 

Brubeck Editions fue creado por la familia Brubeck para la publicación de música autorizada oficialmente por el difunto innovador musical y original americano, Dave Brubeck y sus muchos colaboradores musicales. 

"Time Out Takes" ofrece a los oyentes una visión del proceso de grabación de una de las grabaciones de jazz más significativas y populares de todos los tiempos. Presenta al innovador pianista y compositor con su icónico cuarteto; junto al saxofonista alto lírico y compositor Paul Desmond; y a la sección de ritmo formada por el contrabajista Eugene Wright y el baterista Joe Morello, que dan energía a cada cautivador tema. Sin dudas un hallazgo sorprendente, por originalidad y grandeza histórica.





lunes, 16 de noviembre de 2020

UN TESTIMONIO GENUINO


Joni Mitchell, la songwriter canadiense más influyente de la última mitad del siglo pasado, participó activamente de la curación de este archivo Vol 1 que promete tener continuidad, para quienes ya la conocen, es un complemento excelente de una parte fundamental de su obra: el origen. 

Y para los que no la conocen es una magnífica oportunidad de entrar por el comienzo al mundo de una de las grandes voces de la canción. Una artista universal, en todo el sentido de esa definición.


Los archivos de Joni Mitchell vol 1 se componen de casi 6 horas de grabaciones inéditas. Grabaciones caseras, en vivo y de la radio.

Editados en un Box set de 5 cd´s y también en edición limitada de vinilos: Un set de 3 LPs con una grabación en vivo: Live at Canterbury House (Ann Arbor, Michigan) 1967 y un LP con sus primeras grabaciones: Early Joni 1963. Una audición que hizo a los 19 años para la radio CFQC de su pueblo natal, Saskatoon, Saskatchewan, Canadá.

martes, 10 de noviembre de 2020

KIRK ON RIVO


Una veintena de discos le bastaron a Rivorecords para edificar una fama de sello de culto para el jazz producido en la Argentina.

Pero el dato llamativo es que la masa crítica del sello se editó hace algunos años y los adictos al género imaginaron entonces con desazón que la discográfica ideada por Justo Lo Prete entraría en modo pausa sin novedades por lanzar.

Pues bien, Rivorecords resurgió del letargo y lo hizo con dos discos de alto vuelo. Uno de ellos, bajo el liderazgo del saxofonista Sebastián Loiácono, fue comentado en esta columna meses atrás. No es un disco más: el grupo que acompaña a Loiácono alista nada menos que a estrellas como Harold Danko, Jay Anderson y Jeff Hirschfield, con el aditamento del saxofonista Rich Perry y el trompetista Mariano Loiácono como invitados.

La otra novedad es muy reciente: Rivo puso en la atmósfera digital un extraordinario piano solo del norteamericano Kirk Lightsey, grabado en 2012 durante una de sus visitas a la Argentina, en la que participó del festival de jazz de Buenos Aires. Luego volvería al país para ofrecer otro piano solo y acompañar al guitarrista Mark Whitfield.

Home Piano se llama este álbum inédito que sin duda tendrá repercusión internacional, porque Lightsey es un pianista de alta valoración en el mundo del jazz, un exquisito representante de algo etéreo bautizado como postbop, pero con influencias que lo emparentan con grandes exponentes del instrumento, como McCoy Tyner o Barry Harris. Justamente con este último Lightsey se decidió a hacer carrera con el piano antes que avanzar con la flauta, otro de los instrumentos que domina. En la casa de Harris comenzó a dominar el arte de la improvisación. Lightsey fue muy requerido como sideman desde la década del 60, cuando acompañó a Chet Baker y a Sonny Stitt. A fin de los 70 recorrió el mundo con el grupo de Dexter Gordon y en 1982 registró su primer disco como líder, un piano solo titulado Lightsey 1.

Rivorecords ya había editado un solo piano de Lightsey en 2012, cuando estuvo en Buenos Aires para el festival de jazz. El nuevo registro que se presenta ahora recupera una sesión especial de aquel año, con Carlos Melero como técnico de grabación. En uno de los temas, The Obvious Blues, Lightsey cuenta con el acompañamiento de Mariano Loiácono en trompeta.

El disco, que suena de manera impecable, está disponible en Bandcamp. Acaso, si la pandemia lo permite, en un futuro haya edición física. El confinamiento global alejó al pianista de sus escenarios preferidos en París y Nueva York. Home Piano nos devuelve su música.