domingo, 5 de abril de 2020

MILES ON NETFLIX



"Documentales socioculturales ". Así define Netflix al estreno de la biografía del trompetista de jazz, Miles Davis.  Sobre el genial músico se ha escrito mucho en todo este tiempo. Incluso está disponible la versión en español de su notable autobiografía. Para quienes la leyeron encontrarán muchas citas de Miles en la voz del actor Carl Lumbly, esa voz ronca inigualable, producto de una operación -entre tantas- que padeció Davis. Es el primer hallazgo del documental. 

Hablan sus hijos, músicos que compartieron escenario, el maravilloso manager del Newport Jazz Festival. Los testimonios de sus mujeres -sobre todo de la bella bailarina negra Frances Taylor, a la que Miles honró con la tapa del disco Someday My Prince Will Come,  y a la que golpeaba cuando brotaban sus ataques de celo-,  fotos e imágenes de conciertos inéditos (con Prince, por ejemplo), el testimonio revelador del contrabajista Ron Carter cuando le contesta que no va a tocar el bajo eléctrico en el grupo que iba a fundar el jazz rock. 

Y la  mirada de Miles. Cuando entrena arriba del ring, solo, tirando trompadas al aire, mirando a la cámara con una sonrisa. "El boxeo es como la música: cada día se aprende algo. Boxeo porque me da fuerza. Y expulsa de mis pulmones el humo de la noche anterior. Y es bueno para tener buen soplo. Me permite quedarme pegado a la embocadura", decía. O cuando mira fijo a la cámara fotográfica, viejo y cansado.

Más allá del insoportable Santana -que aparece en todo documental de Davis-, el documental logra atrapar a los fanáticos del jazz y también es una inteligente manera de acercar a un Gigante del Jazz a públicos nuevos.

Netflix: The Birth of Cool: La historia de Miles Davis y su música. 
Duración: 1 h 55 min

lunes, 30 de marzo de 2020

MAYRA DÓMINE - INMERSA



Pianista y compositora, no ha dudado en dejarlo todo en pos del compromiso, con su sesgo creativo. Es indudable que ha meditado la contundente sutileza de la melodía, encontrando caminos que dan paso a su depurado sentido musical de largo aliento.

Y es ahí donde mora esa oscura luminosidad que es santo y seña del recorrido. Esa compenetración, entre lo que se dice y lo que queda revoloteando en nuestros oídos, que cautiva por la redondez poética de su talento creador.

“Agua Turbia”, “Luna del Cazador” no hacen más que consolidar el armazón de su pulido sonido, genuino pero por sobretodo de hondo calado expresivo, siempre en busca de las alturas.

Se advierte en algunas introducciones y desarrollos pinceladas de los impresionistas franceses; que se diluyen dando paso al Cuchi o Eduardo Lagos, o Brad Melhdau y E.S.T;  y porque no; integrando la ductilidad de Bela Bartok, arropados en su semblante estético que es la fuerza dominante.  

Un tesoro a descubrir para quienes no la conozcan, por su madurez e insoslayable capacidad de exploración de matices, y que en momentos como los que vivimos, se convierte en un refugio necesario. Música exquisita!!


Mayra Dominé: Piano & Composición
Claudio Gandolfo: Bandoneón (T9)
Marcelo Lanouguere: Saxo Barítono (T9) 





domingo, 22 de marzo de 2020

LOS DEDOS DEL MAGO



Se trata de una obra escrita por Wolfgang Sandner y que editó la editorial; "Libros del Kultrum". Apologeta y profeta, en sus primeros intentos experimentales, de los postulados del jazz más vanguardista, junto a Charles Lloyd y Miles Davis - sin descuidar, con el paso del tiempo, el culto debido a la canción popular -, al tiempo que, paradójicamente, ultraortodoxo intérprete de la tradición clásica en la que se formó, Keith Jarrett es uno de los músicos multiinstrumentistas más prolíficos del siglo XX. 

Maestro sin par en el arte de la improvisación, excepción hecha de sus preceptivos excursos en música clásica - Bach, Mozart o Shostakóvich-, aúna en su discografía, como a pocos alumbrados les es dado, el privilegio de grabar cuanto crea al vuelo, sin previa hoja de ruta, con el reverencial tratamiento que dispensa a los clásicos de la música popular. 

Wolfgang Sandner nos brinda, por fin, el esperado salvoconducto a las celosamente custodiadas entrañas del artista; de cuya vida poco se sabía hasta la fecha. Su tiempo le llevó hacerse acreedor a la confianza del pianista, pero pudo regalarse largas conversaciones en los cuarteles de invierno de Jarrett y congeniar, además, con los que forman parte de la constelación artística y personal del genio. 

Desde su irrupción en escena cual niño prodigio, contando apenas siete años, a su posterior adiestramiento con los New Jazz Messengers de Art Blakey y a su ulterior reclutamiento por algunos de los más grandes del jazz contemporáneo, Sandner nos conduce por el camino de la deslumbrante consagración hasta la plácida madurez que sonríe al artista, próximo ya a su septuagésimo aniversario, sin obviar las dolorosas pérdidas, ni las múltiples vicisitudes, con las que tuvo que lidiar y que lo mantuvieron apartado de los escenarios durante largo tiempo.

Documento imprescindible sobre uno de los grandes creadores de música histórica, viva, atemporal, que sería un error imperdonable dejar pasar de largo.


domingo, 15 de marzo de 2020

MILES X MILES


¿Querés saber cómo empecé a tocar la trompeta? Mi padre me compró una y me puse a estudiar. Y tomé cosas de cada uno de los que escuché y me gustaron. La anécdota pertenece al músico de jazz Miles Davis, de quien acaba de editarse el libro “Miles por Miles”.

Se trata de un volumen realizado por el grupo Improvisación Colectiva en Mar del Plata y el sello Letra Sudaca. Reúne varias de las entrevistas que ofreció Miles Davis por más de treinta años de carrera y en las que es posible ver al ícono del jazz y al hombre complejo y contradictorio, reservado a veces, pero extraordinariamente abierto en otras.

“Miles por Miles” es una lectura esencial para cualquiera que desee conocer lo que Miles pensó sobre su música, su vida y sus tiempos.

Miles no solo era un genio musical, sino también un enigma, y en ningún otro lugar era tan convincente, exasperante y entretenido como en las entrevistas, a las que raramente accedía. Incluso su autobiografía carece de la inmediatez
de los diálogos acá recopilados.

Este volumen, editado por Paul Maher Jr. y Michael K. Dorr, incluye - además de las entrevistas de destacados periodistas como Nat Hentoff, Al Aronowitz, Chris Albertson, Leonard Feather, Stephen Davis, Eric Nisenson y Ben Sidran - artículos de viejas revistas olvidadas y encuentros de programas de radio y televisión que nunca antes habían sido transcriptos.

Hasta ahora, ningún libro ha revivido la voz inimitable de Miles: contemplativa, desafiante, elegante, irreverente y humorística. Miles por Miles seguirá siendo durante mucho tiempo la fuente impresa imprescindible para quienes quieran encontrarse con la leyenda.

Traducido por Fernando Correa-Navarro, el libro está coeditado por ICM (Improvisación Colectiva en Mar del Plata) y Letra Sudaca Ediciones.

Cabe señalar que es el segundo libro de una colección dedicada al jazz y la música improvisada, que comenzó con la edición de Talking Jazz, del músico y periodista Ben Sidran. La ilustración de la portada fue realizada por el artista e ilustrador George Manta.

Nacido en 1926 y fallecido en 1991, Miles Davis dijo: “El tipo blanco, medio tirado hacia atrás fumando su cigarrillo, no se va a mover. Quiere que todo siga igual. No va a hacer nada que no esté obligado a hacer. Eso es lo que hace a nuestra música diferente. Está hecha por gente que tuvo que aprender a hacer que el blanco se mueva”.

En este mismo libro, aparecen varias de sus declaraciones más jugosas. “No estoy resentido con Dizzy (Gillespie), pero si un tipo quiere tocar de una cierta manera, trabaja en pos de eso. Si se detiene, la caga. A ver, yo no lo haría ni por dinero ni por obtener un lugar en el mundo de la gente blanca. No se trata solamente de hacer plata, porque entonces de esa manera no tenés nada. Nunca vas a tener tanto dinero como el blanco al que querés complacer; eso es tratar de conseguir dinero siendo comercial. Por lo tanto, no tenés nada para darle al mundo, no sos importante. 

Podrías tranquilamente estar muerto. Así es como funciona. A ver, los músicos deberían seguir haciéndolo bien, no importa lo que sea. Si sacrificas tu arte por una mujer, por un hombre o por un color, o por bienestar, ya no se puede confiar en vos. Esto va para cualquiera. No estoy poniendo a Dizzy bajo la lupa. Pero pienso que deberían seguir adelante, sin importar lo que ocurra.

Cabe señalar que Paul Maher Jr. es el autor de los libros Jack Kerouac’s American Journey: The Real-Life Odyssey of On the Road y Kerouac: His Life and Work, y editor de la colección Empty Phantoms: Interviews and Encounters with Jack Kerouac. Y Michael K. Dorr es poeta, dramaturgo, editor y fundador de la agencia literaria LitPub Ink.


sábado, 7 de marzo de 2020

ARRANCAMOS 2020


Comenzamos el año con el programa. 17 años al aire y seguimos con toda la fuerza. Los espero en : 


¡¡EN BREVE ESTARÁN SUBIDOS  LOS PROGRAMAS EN LA NUEVA WEBPAGE DE LA EMISORA!!!



domingo, 22 de diciembre de 2019

AVISHAI COHEN'S BIG VICIOUS


El trompetista Avishai Cohen presentó música de su próximo álbum con su banda Big Vicious en la celebración de aniversario de los 50 años del sello ECM en Bruselas el pasado fin de semana. El grupo se conforma con : Avishai Cohen, trompeta; Uri Ramirez, Yonathan Albalak, guitarra; Ziv Ravitz, Aviv Cohen, batería. 

Como muchos músicos, Cohen corre carreras paralelas. Por un lado toca música acústica en la gran tradición del jazz con su cuarteto o recientemente en dúo con el pianista Yonathan Avishai. Y por otro está tocando con su banda eléctrica Big Vicious con dos guitarristas y dos bateristas.

En la reciente celebración de los 50 años del sello ECM  en Bruselas, tocó tanto en dúo como con Big Vicious como junto a colegas  del sello germano: Enrico Rava y Elena Duni. 

Incluso tienen una identidad visual como una banda vestida con un mameluco de trabajo en rojo, negro y azul con el nombre de la banda impreso en la parte posterior, como para indicar que están aquí para realizar un trabajo duro, no arte. También se proyecta en la forma en que se mueven en el escenario, dando pasos de baile cuando no tocan o mientras lo hacen.

Si Avishai Cohen tiene influencia de la música de los 60 de Miles Davis cuando toca, entonces Big Vicious retoma la temática y musicalidad más eléctrica heredada del trompetista,  de los años 70 y 80. Los temas están basados en riffs y son muy rítmicos, incluso bailables. 

Los dos bateristas tocan de manera muy disciplinada y se turnan para liderar. A veces, Cohen indica el cambio en medio de una canción y hacen el cambio sin problemas. Los dos guitarristas trabajan de la misma manera y proporcionan algunas líneas de bajo.

La música que tocaron se editará en un nuevo álbum de ECM en marzo. No suena como una versión típica de ECM, al menos no en vivo.